Ataca y la alemana dating sites

Mientras que algunas personas son hábiles en la creación de imágenes y sonidos interesantes, otras son observadores entrenados.

Buscan imágenes inusuales o registran sucesos que la mayoría de nosotros no advertiríamos nunca.

Pasando de la imagen al sonido, consideraremos los orígenes de la música.

La música tiene el poder de influir en las emociones humanas como no pueden hacer otras formas de complejidad organizada.

En nuestras exploraciones de sus fuentes y estructura, encontraremos pruebas sugerentes de un factor común detrás de toda la música humanamente disfrutable, que la vincula a ella, y a nosotros, con la estructura general del entorno.

Los antropólogos y los científicos sociales han puesto énfasis tradicionalmente en la diversidad de las actividades artística y social humanas, pero han ignorado en general las características comunes de la existencia que derivan de la universalidad de nuestro entorno cósmico y las características necesarias que deben mostrar los entornos que soportan vida.

Igual que la ciencia se ha centrado durante mucho tiempo casi exclusivamente en las regularidades y simplicidades del mundo a expensas de las irregularidades y complejidades, también nuestra contemplación de las artes se ha complacido demasiado en las diversidades e impredecibilidades de sus formas a expensas de la madeja de características compartidas que nos ligan con estas formas de complejidad al entorno subyacente que ofrece el Universo.

El estudio de las acciones humanas, las mentes humanas y la creatividad humana ha sido rápido en ver la complejidad, pero lento en apreciar la simplicidad.

Mi mujer Elizabeth ayudó de innumerables y pacientes formas; nuestros hijos, David, Roger y Louise, observaron con interés, expresaron escepticismo sobre el hecho de que alguien puede llamarse a sí mismo científico y no jugar con juegos de ordenador o manejar la grabadora de vídeo, y anunciaron que pronto estarían escribiendo sus propios libros.

Prefacio a la segunda edición Me complace que la Oxford University Press quisiera publicar una nueva edición de El Universo como obra de arte para satisfacer la continua demanda del original.

Desde que la primera apareció en 1995 se han producido varios desarrollos interesantes en áreas de la ciencia y el arte que eran tratadas en la primera edición.

Pero aunque manan de una misma fuente —la cuidadosa observación de las cosas— elaboran teorías diferentes acerca del mundo: qué significa, cuáles son realmente sus conexiones internas y qué deberíamos juzgar importante. A medida que la ciencia se hacía más acertada en su búsqueda por explicar lo visible a partir de las invisibles leyes de la Naturaleza, también el arte se hacía cada vez más subjetivo, más metafórico y más divorciado de la representación realista.

Exploraba otros mundos, dejando que la ciencia tratara con éste.

Leave a Reply